El proyecto identifica cuáles son los posibles beneficios para Europa de avanzar hacia una economía verde y qué elementos pueden obstaculizar la transición de Europa hacia esa economía haciendo que los beneficios se reduzcan y aumenten los costes. Una vez hecho esto, el documento analiza qué políticas se deben diseñar (desde política de productos hasta política regional, pasando por el fomento de la innovación y la educación) para facilitar la evolución hacia esa nueva economía y eliminar o reducir sus posibles costes e impactos negativos.

<div align=”right”>
<ul>
<li><strong>Promotor:</strong> Comisión Europea.</li>
</ul>
</div>