Ante la realidad de un cambio climático que ya está ocurriendo, es necesario gestionar las adaptaciones necesarias, es decir, minimizar los posibles impactos negativos, así como aprovechar las oportunidades positivas que puedan presentarse. Las adaptaciones permiten limitar y reducir los costos de ciertos impactos negativos derivados del cambio climático, así como aprovechar las oportunidades. No obstante, las adaptaciones tienen sus limitaciones. En la medida que el cambio climático se haga más intenso, las medidas de adaptación a desarrollar serán más costosas y menos efectivas. El estudio pretendía ser un primer paso para identificar y analizar los posibles impactos derivados del cambio climático en las infraestructuras de almacenamiento, distribución y saneamiento de agua existentes en el País vasco con el fin de crear un documento base que sea útil a la hora de tener que tomar decisiones sobre posibles adaptaciones a desarrollar.

  • Promotor: Departamento de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio. Gobierno Vasco.